PASOS A SEGUIR PARA INTEGRAR LAS MACROCATEGORÍAS


Una vez que se han definido las macrocategorías. La información deben estar dispuesta de tal manera que se simplifique, se facilite su procesamiento posterior y la obtención de conclusiones al respecto. De esta forma, los datos pueden disponerse en tablas numéricas (con el fin de mostrar porcentajes, proporciones, valores, et.), o tablas léxicas (para mostrar la ocurrencia de formas gráficas). Este procedimiento presenta los datos estudiados con una visión de conjunto que facilita su análisis posterior.

Las conclusiones del estudio no se basan en los datos presentados ordenadamente, sino que deben ser interpretados, explicitando las interrelaciones encontradas en él. Surgen así afirmaciones que se mueven paulatinamente desde lo descriptivo a lo explicativo y desde lo concreto a lo abstracto. Posteriormente, estas conclusiones deben ser confrontados con marcos teóricos más amplios en los cuales integrar los datos. Finalmente, las conclusiones alcanzadas deben ser verificadas a través del intercambio de opiniones con otros investigadores, triangulación o comprobación con los participantes. De esta forma, se debe asegurar la coherencia entre los datos y las interpretaciones realizadas.